lunes, 3 de octubre de 2011

Principios Bíblicos Para la Prosperidad

Salmos 1:3
Y será como el árbol plantado junto á arroyos de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.
Los principios bíblicos para disfrutar de su provisión divina, que no es solamente dinero, sino “todo lo que os falta”, incluyen también la paz, el entendimiento, la sabiduría, el amor, espíritu de Gracia y comunión con Él, están disponibles para todos nosotros.  ¿Pero  qué debemos hacer para recibirlo? Santiago dice “si alguno tiene necesidad, pida a Dios…”  
A continuación presentamos una lista de principios bíblicos que le pueden ayudar a ser prosperado en su vida, son cosas prácticas que cualquier persona puede poner por práctica ya que están puestas en la Biblia para nuestra instrucción:
I.- BUSCAD PRIMERO EL REINO DE DIOS (CONFIANZA EN DIOS) (Mateo 6:33)
*Es poner a Dios en primer lugar, reconociendo que de el viene todo lo bueno (Santiago 1:17)
*Cuando invertimos la cosas es cuando Dios no respalda nuestros proyectos por mas buenos que fuesen (Isaias 55:8)
*La añadidura que promete el Señor es: Comida, bebida y vestido (Mateo 6:31), pero también podemos tomarlo como una metáfora en el sentido que estas cosas simboliza todo lo que tu necesitas. 
II.-TRABAJO ARDUO
*Alguien compuso los diez mandamientos del vago:
1.Se nace cansado y se vive para descansar.
2. Ama a tu cama, como a tí mismo.
3. Si ves a alguien descansando, ayúdalo.
4. Descansa de día para que puedas dormir de noche.
5. El trabajo es sagrado, no lo toques.
6. Aquello que puedas hacer mañana, no lo hagas hoy.
7. Trabaja lo menos que puedas, lo que tengas que hacer que lo haga otro.
8. Calma, nunca nadie murió por descansar.
9. Cuando sientas el deseo de trabajar, siéntate y espera que se te pase.
10. Si el trabajo es salud, que trabajen los enfermos.
*Trabajar no es “falta de fe”, sino obediencia a la Palabra. Algunas personas ven el trabajo como algo que vino como castigo de Dios sobre la raza humana.  No es así, aunque el trabajo se hizo más difícil para el hombre después de la caída, desde la creación el trabajo siempre ha sido parte del plan divino para el hombre.
Génesis 2:15  Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y le puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.
* Pero debemos reconocer que hay dos tipos de trabajo, el material y el espiritual. Si hablamos del trabajo espiritual es para los que son llamados por el Señor a esta obra, La palabra dice que el obrero es digno de su salario (1 Corintios 9:14; 1 Timoteo 5:18)
¿Cómo hemos de trabajar?
a. Trabajemos aprovechando el tiempo:
Hemos de trabajar cuando hay salud y juventud y oportunidades. Una persona hace bien en invertir su tiempo trabajando.
 (Eclesiastés 11:4; Proverbios 14:23; 6:6; Eclesiastes 2:24; 9:10; 11:6) 
b. Trabajemos Responsablemente
Proverbios 10:4  Pobre es el que trabaja con mano negligente, mas la mano de los diligentes enriquece.
Pro 12:24  La mano de los diligentes gobernará, pero la indolencia será sujeta a trabajos forzados.
c. Trabaje Inteligentemente, tendrá más rendimiento. (Proverbios 14:4)
*Una cosa es trabajar con las manos y otra es usar el buey; y otra cosa es trabajar con tractor.
*A mayor sabiduría, mayor ganancia, si tu estudias podras ganar mas. Aprovecha tu juventud en adquirir sabiduría para tu vejes.
d.     Busque una pareja (esposo, esposa) de parte de Dios
i.   Proverbios 19:14b…pero la mujer prudente viene del SEÑOR.
·         Hay matrimonios que parecen que en guerra el uno contra el otro, no porque peleen sino porque no se ayudan mutuamente, no están en acuerdo.  Un hombre cristiano  dijo en cierta ocasión “mi esposa y yo pudiésemos ser ricos, pero todo lo que yo trabajo ella lo malgasta y no nos ponemos de acuerdo en lo que ganamos.” Así ocurre, uno trabaja y el otro malgasta, uno construye y el otro destruye.  Uno trabaja y el otro no hace nada. 
·         Es importante pedir a Dios esposo y esposa de manera que la ganancia de nuestro trabajo no se pierda.  “la mujer sabia edifica su casa, pero la necia con sus manos la destruye”, hay hombres que también destruyen sus casas.  Los vicios y los malos hábitos pueden traer pobreza y calamidad a su casa.  Cosas como la bebida, los juegos, los cigarros y las malas costumbres roban dinero al hogar. Hay hombres y mujeres que malgastan las ganancias en cosas que no producen placer momentáneo pero no traen ningún beneficio duradero.
·         La división de finanzas es otra manera en que los matrimonios fracasan y terminan en la pobreza. Algunos matrimonios tienen las cuentas de él y las de ella, los gastos de él y los de ella, etc., todo por separado  ¿Cómo pueden dos andar juntos si no se ponen de acuerdo? (Amos 3:3).  Para que haya ganancia (prosperidad) en la casa es necesario trabajar “en concierto”:
Proverbios  31:10ss 
e.     No posponer las cosas, le puede costar dinero
*“Se dice que los morosos decidieron formar un club, pero nunca pudieron tener su primera reunión porque la seguían posponiendo.”
*Aunque algunas personas a menudo confunden ‘morosidad’ con ‘vagancia’, en realidad no lo es.  Es cierto que un vago, pueda ser moroso, pero algunos morosos, no son necesariamente vagos.  En algunos casos el ‘posponer’ la responsabilidad como ‘pagar deudas a tiempo’,  les puede llegar a costar dinero. Proverbios 24:30-34 
NOTA: El trabajo no es ninguna escusa para NO buscara Dios, yo creo que Dios siempre buscara hombres trabajadores y responsables para su ministerio. Mantener el equilibrio entre el trabajo y las cosas de Dios es bueno. El sabio Salomón decía que todo tiene su tiempo; cuando es tiempo de Dios, entonces es de Dios. No cambie el tiempo de Dios.
Y cuando te toca trabajar, trabaja pero como para el Señor y punto.
III.- Buena Administración
·         Buena administración es Saber distribuir los recursos que tenemos en forma óptima.
·         Ahorrar  (Proverbios 6:6-7 )
 “uno no se hace rico con lo que gana sino con lo que guarda”.
·         No malgaste el dinero (Proverbios 21:17)
Tenemos que medir nuestros gastos de manera sabia                                                             
·         Invertir para el futuro (Proverbios 13:22; 19:14)
                                                             
IV.- DAR
·         El dar es un principio bíblico para ser bendecidos por Dios (Hechos 20:35; Lucas 6:38).
·         El Apostol Pablo enseño que el dar es como sembrar (2 Corintios 9:6,7)
·         Si vamos a sembrar tenemos que saber que hay buenos terrenos y malos terrenos
Los buenos terrenos son:
1)    La obra de Dios.
2)    Los pobres (Mayormente los de la familia de la fe)
3)    Los niños.
V.-CONTENTAMIENTO
a.     No afanarse por las riquezas (Salmos 39:6; 127:2; Filipenses 4:6)

b.     No quejarse, ser Agradecido a Dios dándole gloria (Colosenses 3:15; Efesios 5:20)
                                                             
c. Confíe en Dios (Salmos 37:25)
                                                             
Conclusión
A diferencia de las falsas doctrinas propagadas en el mundo moderno con respecto a la prosperidad material, la Biblia nos ofrece un cuadro aceptable y mesurado.  Dios no ha prometido a los cristianos que vamos a ser ricos ni millonarios aunque algunos llegaran a serlo, pero el sí ha prometido proveernos lo que nos falta.  La provisión divina no ocurre por acto de magia, no es oro que cae del cielo literalmente sino provisión que viene de cielo por medios comunes al hombre y sin dejar fuera la fe, la dedicación, la ayuda al prójimo, la responsabilidad y el trabajo arduo.  Quiera Dios que sepamos entender esta verdad para vivir vidas que den gloria a Dios poniendo cada cosa en su lugar siendo hombres y mujeres llenos de contentamiento tengamos mucho o tengamos poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada